The American Association of Endocrine Surgeons, Patient Education Site

Carcinoide Pulmonar

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnostico de los carcinoides pulmonares se sospecha cuando se observan los síntomas citados previamente o en base a los hallazgos en la radiografía o tomografía.  Exámenes de sangre o una biopsia pueden hacerse subsecuentemente dependiendo de los síntomas y su apariencia en las radiografías. Las hormonas o marcadores tumorales típicamente asociados con los tumores carcinoides por lo general se chequean en la sangre (5HT o serotonina) y en la orina (5HIAA).  Por lo general, también se mide la cromogranina A.  Ésta no se asocia con los síntomas, pero se eleva frecuentemente en una variedad de tumores neuroendocrinos.  Si un nivel elevado de cromogranina A baja una vez que se extirpa el tumor, es útil monitorear el nivel para evaluar una posible recurrencia después de la cirugía.  Algunos tumores carcinoides producen hormonas que pueden ocasionar el síndrome carcinoide, el síndrome de Cushing o acromegalia. La presencia de síndrome carcinoide es más común cuando ya hay presencia de metástasis en el hígado.  El síndrome carcinoide sólo se produce en el 1-2% de los pacientes en el momento del diagnóstico inicial.  Cuando el tumor produce ACTH, esta puede estimular las glándulas suprarrenales para producir esteroides que causan  el síndrome de Cushing.  Esto sólo ocurre en el 5% de los casos.  Acromegalia o gigantismo ocurren cuando el tumor produce la hormona estimulante de la hormona del crecimiento (GHRH) o la hormona del crecimiento (GH).  Tumores carcinoides pequeños pueden producir suficiente hormona y causar problemas importantes.  Afortunadamente, estos cambios bioquímicos suelen resolverse si el tumor no se ha extendido y se lo puede remover completamente. El diagnóstico a menudo se realiza mediante una broncoscopia; un endoscopio delgado y flexible se utiliza para examinar el revestimiento de las vías respiratorias.  Las células del tumor se pueden obtener mediante cepillado o biopsia durante el mismo procedimiento.  Los tumores más alejados de la tráquea a menudo pueden ser  sujetos a una biopsia mediante una aguja guiada por TC. Tinciones especiales utilizadas por el patólogo puede mostrar el contenido de cromogranina A y confirmar que se trata de células tumorales carcinoides.

Plain chest x-ray (CXR) showing lobulated pulmonary carcinoid mass in right lung
Figura 4: : Radiografía del tórax que muestra un carcinoide lobulado en el pulmón derecho
CT scan showing compressed lung or atelectasis beyond obstruction from bronchial carcinoid
Figura 5: Tomografía computarizada que muestra el pulmón comprimido o atelectasia distal a la obstrucción de carcinoide bronquial

La imagen de rayos X del tórax (radiografía de tórax) puede revelar atelectasia o colapso de un segmento del pulmón distal al tumor carcinoide obstructor.  Cuando estos tumores crecen pueden ser visibles, como masas ovoides o ligeramente lobuladas (Figura 4).  Es posible localizar y definir la extensión del tumor mediante una tomografía computarizada de alta resolución o de cortes finos.  Si la masa no es visible, pero existe un colapso en una porción del pulmón (Figura 5), esto puede orientar al radiólogo, pulmonólogo o al cirujano al lugar en donde buscar el tumor que está produciendo el bloqueo en el pulmón.  El MRI se usa con menos frecuencia.  La PET puede utilizarse también para buscar tejidos con alto metabolismo tales como el cáncer o el tumor carcinoide.  Desafortunadamente, condiciones infecciosas o inflamatorias también pueden causar aumento de la actividad y esto puede ser confuso si el tumor ha causado neumonía, y los ganglios linfáticos han reaccionado a la infección ya que la reacción a la infección puede ser mal interpretada, sugiriendo evidencia de metástasis.  El estudio de PET, durante las etapas avanzadas de la enfermedad, puede identificar diseminación en lugares que no se sospechaban. Afortunadamente, la diseminación a los ganglios linfáticos se produce en tan sólo el 10 - 15% de los casos de tumores carcinoides pulmonares típicos.

La mayoría de los tumores carcinoides tienen un receptor en la superficie que se une a la somatostatina, una hormona que regula el crecimiento y la secreción de las células neuroendocrinas.  El octreotide o pentreotide son variaciones de esta hormona que se puede etiquetar para realizar exámenes de medicina nuclear (SPECT octreoscan o somatostatina), y que combinada con la tomografía computarizada son capaces de localizar los tumores carcinoides con mucha precisión.  Las metástasis que tienen receptores funcionales también se pueden identificar con un octreoscan, y en algunos casos, los tumores ocultos o escondidos se pueden localizar con la utilización del contador de mano Geiger en la sala de operaciones.

back to Top


FIND AN EXPERIENCED SURGEON NEAR YOU

Find an Experienced Endocrine Surgeon

VISIT OUR PATIENT RESOURCES PAGE

Visit Endocrine Patient Resources Page